Los pasos olvidados

No sólo de letras vive esta bitácora. Siempre he defendido al hombre que es aprendiz de muchas cosas. La especialización para mí tiene un cierto color grisáceo. Yo prefiero al hombre renacentista porque seguramente atesora una concepción más amplia de lo que es el mundo, de lo que es la vida. Esto no quiere decir que yo lo sea, simplemente que me identifico con él.

Ayer me entregaron el segundo premio de fotografía de Europe Direct por una foto que realicé el pasado verano titulada “Los pasos olvidados”, en donde aparecen una serie de viejos zapatos desamparados, para siempre sin dueños, a los pies del Danubio.

Comparto con vosotros la fotografía y mi alegría al recibir el premio

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.